• Inicio Sugerir Modificar

¿Tenía que ser él?


Cartel de ¿Tenía que ser él?

Durante las vacaciones, Ned Fleming, un cariñoso pero sobreprotector padre, viaja a California para visitar a su hija en Stanford, donde conoce a su mayor pesadilla: su millonario novio de Silicon Valley, Laird Mayhew, un hombre que tiene buenas intenciones pero que se comporta de manera extraña en sociedad. Ned piensa que Laird, que no tiene ningún filtro en absoluto, no es la pareja ideal de la niña de sus ojos. Ned, un puritano hombre del Medio Oeste de Estados Unidos, que se encuentra cada vez más fuera de lugar en el glamuroso mundo de tecnología punta de Laird, ve cómo se intensifica su pánico cuando se entera de que Laird está a punto de hacer la pregunta.

     Título original: Why him?
     Año: 2016
     Duración: 111 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 13/01/2017
     Distribuidora: 20Th. Century Fox Home Entertainment Epaña, S.A.

 

Comentario

¿TENÍA QUE SER ÉL? es una idea que surgió en un sótano en Atlanta cuando los productores Shawn Levy, Dan Levine, Ben Stiller y Jonah Hill se encontraban en la producción de la comedia sobre la invasión alienígena de 2012 Los amos del barrio. "Estábamos todos allí de pie en la oscuridad en un escenario húmedo y claustrofóbico hablando sobre lo fantástico que sería hacer una película en Hawái", recuerda Levy. "Shawn, Ben y Jonah tuvieron una idea llamada Aloha... nos encantó la idea y se la ofrecimos a John Hamburg, que hizo una reescritura asombrosa y reconcibió la idea entera. Realmente la hizo suya".

"El único inconveniente fue que cambió la ubicación, y por eso no estamos rodando en Hawái", dice Levine. "Pero todo lo demás era perfecto".

Hamburg y Helfer estaban emocionados por la oportunidad de darle un nuevo giro a la clásica historia de un padre preocupado que choca con el nuevo novio de su hija; pero al elaborar el guión, también se aseguraron de que tanto Ned como Laird fueran simpáticos y tuvieran buenas intenciones para asegurar que los espectadores se rieran con los personajes, no de ellos. "El personaje de Laird es rico, exitoso, de alguna manera lo tiene todo, pero todo lo que realmente quiere es una familia", explica Hamburg. "Ned piensa que Laird trata de exhibirse, pero en realidad, Laird siente admiración por Ned por la vida que se ha construido".

¿TENÍA QUE SER ÉL? está, sin embargo, firmemente arraigada en la perspectiva de Ned; con el padre tradicional de la pequeña ciudad obligado a aceptar que su hija es una adulta capaz de tomar sus propias decisiones. Pero aceptar su amor por Laird también significa navegar por la cultura de Silicon Valley, que es totalmente distinta a sus ideas más convencionales. Cranston afirma: "Ned es un puritano hombre del Medio Oeste de Estados Unidos. Es un hombre analógico en un mundo digital y se pierde por completo en las conversaciones. No está actualizado en la jerga y no está seguro de lo que significan algunas cosas. En mi época, veía al lechero ir y venir y ahora los discos son una novedad".

Hamburg añade: "Ned va de Palo Alto a Silicon Valley, y es casi como un Mago de Oz. Realmente no ha estado expuesto a este mundo, y para él es como una pesadilla surrealista".

Mientras que Ned está luchando para mantener viva su pequeña imprenta, Laird está ganando millones en el reino digital y viviendo en una casa respetuosa con el medio ambiente en la que no hay ni un solo papel. "Si bien existe una guerra entre estos dos hombres, el conflicto también se origina en un problema que podemos ver a nuestro alrededor entre lo viejo y lo nuevo, lo cada vez más obsoleto y lo emergente", explica Levy.